SÓLO CHINTANA PUEDE DISOLVER CHINTA … Discurso Divino – 10/1/2016

      Comentarios desactivados en SÓLO CHINTANA PUEDE DISOLVER CHINTA … Discurso Divino – 10/1/2016
SÓLO CHINTANA PUEDE DISOLVER CHINTA …
 
Discurso Divino – 10/1/2016
 
Todos los hombres y mujeres, una vez mayores, sucumben preocupados por muchos asuntos. Todo el tiempo sólo están preocupados – chinta, y no en chintana – contemplación del Señor. Si realmente contemplan en Dios, no tienen por qué preocuparse. Para la preocupación humana, no hay ninguna solución real. Si queremos alcanzar un estado de “na chinta” o no preocuparnos, tenemos que hacer “chintana”, es decir, contemplación de Dios. Cuando contemplan en Dios, eso se convierte en meditación y asi establecerán una comunión con Dios y todas las preocupaciones se desvanecerán.
 
Cuando ya están llenos de dificultades, cuando no hay más dificultades que llamen a su puerta, se sienten felices de que no más problemas los estén asediando. Así es como se distribuyen todas las dificultades entre todas las personas por igual. Sólo miramos nuestras propias dificultades y nos preocupamos. Si miran las dificultades de los demás, entonces se sentirán mejor. Cuando surjan dificultades, debemos pensar que Swami nos ha dado esta oportunidad. Deberíamos orar: “Señor, concédeme el estado mental en el que piense en Ti, independientemente de si estoy enfrentando una dificultad o disfrutando de la felicidad”. Esa es la oración correcta. En este mundo de actividades, no podemos escapar al impacto o las consecuencias de las actividades. Independientemente de las acciones que realicemos, naturalmente tenemos que aceptar y sufrir las consecuencias. Podemos ganar ecuanimidad mental cuando tratamos la felicidad o el dolor como un regalo de Dios. Cuando sabemos que todo es un regalo de Dios, entonces no estamos perturbados por nada. Eso es lo que se convierte en karma yoga. Se dice que el yoga no es más que ecuanimidad mental.
 
Cuando escuchen el nombre de Dios, experimentarán gozo incluso en situaciones difíciles. Por lo tanto, en cualquier situación, deberiamos pensar en Dios, contemplar en Dios y olvidar nuestras dificultades. De esta manera, podremos ser felices todo el tiempo.
 
Cuando otros prosperan, debemos sentirnos más felices y no sentirnos mal. La felicidad de otros es su felicidad. Deberíamos rezar por la felicidad de todos. Ríndanse a Swami y ofrézcanle todo a Él. Tengan fe firme en que Swami cuidará de todo. Deben cultivar la fe de que todo lo que sea bueno para mí, Swami lo hará por mí. No es necesario que vayan y le pregunten nada a Swami. Debemos desarrollar la entrega de que Él nos guiará, nos dará la orientación apropiada y hará lo correcto por nosotros todo el tiempo.
 
Hay gran pureza en la unidad y hay divinidad en la pureza. Cuando nos unimos, podemos lograr cualquier cosa en el mundo. ¿Cómo conseguimos la unidad? Cuando desarrollamos la amplitud mental de que todos nos pertenecen, logramos la unidad. Dios no dividió la Tierra trazando líneas en varias naciones. La Tierra es una, el cielo es uno, el agua es una, hay una luna y un sol. Dios creó uno; no dividió. Los seres humanos están divididos debido a su egoísmo e interés propio. Lo que necesitamos no es vibhajana (división), sino bhajana (devoción a Dios). Cuando tengan verdadera devoción, no habrá división. Pero donde hay división, no puede haber devoción.
 
Gente de Malasia, Nigeria, Sri Lanka, todos nos pertenecen; así es como deberíamos sentir. Así voy a todos los países, estableciendo centros de servicio y espiritualidad y uniéndolos a todos.Todas las naciones son como compartimentos ferroviarios; India es el motor. Cuando India lidere, todas las demás naciones le seguirán. Pero en la propia India están surgiendo muchas diferencias. Tenemos que unir a todos. En diez años verán esto: India se convertirá en el líder espiritual de la humanidad. En diez años, incluso la organización de las Naciones Unidas aceptará los ideales que enseña Swami; propagarán esta idea de unidad y armonia.
 
Para tener unidad, deben tener integración de pensamiento, palabra y acción. Cuando tengan esa unidad, obtendrán pureza interior. Debido a esa pureza, experimentarán la divinidad. Lo que podemos hacer por dentro es lo que podemos lograr afuera.
 
Fuente: Sai Vrinda
 
Nota: Esta es una traducción provisoria realizada por devotos voluntarios, como servicio de difusión. Las traducciones oficiales son efectuadas a su debido tiempo por la editorial Premamruta Prakashana, de Muddenahalli.